5º SIEI de la Fundación SM

5º SIEI de la Fundación SM: El Aprendizaje-Servicio y la Ética del Cuidado como herramientas para una educación integral
Los destacados expositores Bernardo Toro y Roser Batlle se presentaron ante más de 900 profesores, educadores, directores y profesionales del mundo educativo, en tres jornadas en que se reflexionó en torno a cómo el trabajo desde la empatía y el valor de lo humano dan sentido a la educación.
Con una gran convocatoria en Santiago, Concepción y Viña del Mar, se desarrolló por quinto año el Seminario Internacional de Educación Integral organizado por la Fundación SM. En esta oportunidad, el foco estuvo puesto en el Aprendizaje-Servicio y la Ética del Cuidado. Ello, con el propósito de aportar en la reflexión sobre la educación con sentido, el rol de los educadores para la escuela del futuro y el rol que cumplen las habilidades blandas, como la empatía, en el aprendizaje de los niños, niñas y jóvenes de hoy.
Las actividades comenzaron el día 8 de octubre en Concepción con la conferencia de Roser Batlle, pedagoga con especialidades de Pedagogía Terapéutica y Organización Escolar, y Fundadora de la Red Española de Aprendizaje Servicio, quien expuso sobre la metodología del Aprendizaje-Servicio. El día 9 de octubre, por su parte, Bernardo Toro, filósofo y magíster en Investigación y Tecnologías Educativas, y Asesor de la Presidencia de la Fundación AVINA, se presentó en Viña del Mar con una interesante ponencia sobre la Ética del Cuidado.

El Seminario Internacional de Educación Integral en Santiago
El jueves 10 de octubre se realizó en Santiago la actividad principal, que contó con la participación de ambos exponentes internacionales, además de la premiación del concurso Experiencia Maestra e intervenciones de diferentes invitados del ámbito público.
Para comenzar la jornada, Francisco Tepper, Director General de SM Chile, se refirió a la labor socioeducativa que cumple en Chile la Fundación SM, desarrollando diferentes programas enfocados en la dignificación de la labor docente, el fomento de la lectura y la escritura infantil y juvenil, la implementación de proyectos dirigidos a niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad y también en la investigación educativa.

Posteriormente, Teresita Janssens, Coordinadora Nacional de la Unidad de Formación Integral y Convivencia Escolar del Ministerio de Educación, se refirió al contexto que une la Ética del Cuidado con el trabajo ministerial. “Nuestro gran desafío de este 2019 fue la actualización de la Política Nacional de Convivencia Escolar, que dirigió la mirada hacia las personas. En ese aspecto, la Ética del Cuidado cobra gran sentido, porque pone foco en los modos de convivir y el respeto hacia cada uno y hacia los demás”, señaló.

La Ética del Cuidado y su rol en la educación: ¿por qué es importante «aprender a cuidarnos»?
A partir de interrogantes como esta, el filósofo Bernardo Toro hizo una exhaustiva reflexión sobre cómo la sociedad debe cuestionarse cómo se está cuidando para entender y poner fin a los problemas actuales, desde los conflictos sociales hasta el cambio climático. En este cambio de paradigma, declaró, la educación en el cuidado debiese ser el pilar fundamental desde cualquier mirada.
“La única razón por la que existe la educación es porque el conocimiento no es natural en el ser humano, todo es aprendido. Alguien nos lo enseñó. Como profesores, de todo lo que sabemos debemos ver qué le vamos a transmitir a la siguiente generación. De eso somos responsables”, indicó el pensador colombiano. En su exposición, se refirió, además, a la necesidad de que la educación de excelencia sea incluyente: “Un colegio incluyente es aquel donde la excelencia educativa la logran todos los alumnos. Y ese es el problema de América Latina: que hemos definido una educación de calidad para algunos y de otro tipo para otros”, explicó tajante.

Su presentación culminó con una propuesta sobre la importancia de la educación espiritual: “El autoconocimiento genera autorregulación y autoestima, que produce el bien más importante de una persona: la autonomía”. Esta, señaló, sería la base de la democracia, de la política, de la libertad en la fe, de la innovación, de la fraternidad y del respeto mutuo. Según explicó el destacado filósofo, la autonomía se enseña a través de la espiritualidad, por lo que es muy relevante la pedagogía para la formación espiritual.
“La espiritualidad, según el dalái lama, es la capacidad de una persona o un grupo por evitar o disminuir el dolor en otros. Cuando un profesor de primaria trabaja para que un niño aprenda a leer bien, tiene un gran nivel espiritual, porque trabaja por disminuir el “dolor” de la ignorancia en ese niño. A nivel organizacional, un estado altamente serio y poderoso es uno compasivo: los ministerios de educación, salud o trabajo son sistemas para evitar o disminuir el dolor de la ignorancia, de la enfermedad, del desempleo. Cuando un país es sólido, todos sus sistemas están trabajando para disminuir los dolores de la sociedad”, explicó.

Lo anterior también se relaciona directamente con el cambio climático. Toro señaló que hoy la sociedad está viviendo un momento histórico inédito en términos sociológicos: el que los niños están intentando proteger a los adultos, advirtiendo los daños que como humanidad hemos hecho al planeta. El mayor ejemplo: Greta Thunberg. “¿Cuál es la transformación educativa que hay que hacer para vivir una vida digna y grandiosa en medio de la evolución de la crisis climática y otras crisis? Como educadores, tenemos que educar una generación capaz de ser hospitalaria. Por eso también es importante la pedagogía para la formación espiritual”, enfatizó.
Premiación del Concurso Experiencia Maestra
Continuando con las actividades de la jornada, durante la premiación de la 2º versión del Concurso Experiencia Maestra de la Fundación SM, se vivió un momento de gran emoción. “En esta oportunidad buscamos reconocer aquellas prácticas impulsadas por docentes, en que los estudiantes potenciaran sus aprendizajes e impactaran a sus comunidades. Es por esto que se invitó a participar a profesionales desde Educación Parvularia hasta Enseñanza Media para relevar la labor de los profesores y sus buenas prácticas educativas”, explicó Rafael Gómez, Director de la Fundación SM en Chile.

El ganador de esta 2° versión fue el profesor de Historia, Geografía y Ciencias Sociales Felipe Chávez del colegio Eduardo Llanos de Iquique con el proyecto “Construyendo el barrio desde la escuela: Creación de la Calle Eduardo Llanos”. A través de la metodología del Aprendizaje Basado en Proyectos, este trabajo de participación ciudadana logró concretar el cambio de nombre de una calle colindante al establecimiento gracias a la investigación de sus estudiantes de 6º básico. Después de un año de tramitación, la calle 10 Oriente fue renombrada para valorar la figura histórica y patrimonial del bombero Eduardo Llanos y responder con ello a una problemática vial de la comunidad. “Este logro fue muy significativo para los alumnos, porque cada vez que caminan por su colegio, miran la esquina y se les infla el pecho al sentir que fueron parte del proyecto”, indicó el docente, haciendo un llamado a que los directores y profesores apoyen a los niños que quieren cambiar el mundo.

Además, se reconoció a dos proyectos finalistas. “Entrada al romanticismo”, de la profesora Juana Martínez, docente de Lengua y Literatura del Liceo Siete de Niñas de Providencia, quien realizó con las alumnas de 1º medio un trabajo colaborativo con etapas argumentativas de creación y difusión para abordar el Romanticismo en la literatura. Esto dio como fruto la presentación de un libro  que reunió las obras escritas por las alumnas. La profesora contó que fue un trabajo arduo, ya que en muchas ocasiones las alumnas quisieron “tirar la toalla”, pero que “las movía internamente la satisfacción de descubrir que eran capaces de generar un cambio en la percepción de la comunidad”.

El segundo proyecto destacado fue el presentado por el profesor Eduardo Arriagada, docente de Lenguaje del Complejo Educacional Tierra de Esperanza de Neltume, región de Los Ríos. El documental Neltume 81: El regreso fue la obra que, con sus alumnos de 4º medio, desarrollaron para aprender sobre comunicación audiovisual y rescatar la historia local del destacamento Toqui Lautaro. “Por un artículo que apareció en prensa pregunté a mis alumnos si conocían lo sucedido, y me dijeron que no. En esa época estábamos en la primera unidad que se relacionaba con conocer la historia y el contexto mundial y local”. Según relató el profesor, esto motivó a que iniciaran un proceso de investigación completo, que se fue articulando paulatinamente en un documental que se ha presentado en el Cineclub de la Universidad Austral de Chile y el Centro Cultural Museo y Memoria de Neltume.

Los premios fueron entregados por José María González, director de Programas de la Fundación SM en Iberoamérica, y parte del jurado concurso, compuesto por Lucía Donoso, Editora de Matemáticas de SM; Patricia Ortiz, Editora de Ciencias de SM y Carlos Sandoval, Editor de Historia de SM.
A continuación, la Intendenta de Educación Parvularia, María Luisa Orellana, dirigió unas palabras a los presentes para referirse al mejoramiento que realiza la cartera en torno al cuidado de los docentes. “Estamos convencidos de que la calidad de la educación se juega en las salas de clases, y hemos sido enfáticos en resignificar la normativa educacional para resguardar su cumplimiento. Porque si los profesores no nos cuidamos y no estamos bien, no podemos favorecer el aprendizaje de los niños”, señaló la autoridad.

El Aprendizaje-Servicio para unir el compromiso social con el éxito educativo
Una completa exposición sobre las implicancias metodológicas del Aprendizaje-Servicio (ApS) para el desarrollo integral de los estudiantes fue la que dio la destacada pedagoga española Roser Batlle en la segunda parte del encuentro. “El servicio da sentido al aprendizaje; los estudiantes se motivan al ver para qué sirve lo que están aprendiendo. Y el aprendizaje mejora el servicio al instar a los niños ser ciudadanos», sostuvo Roser, quien también enfatizó que es fundamental trabajar con la comunidad, y no solo para ella. Para realizar un trabajo de Aprendizaje-Servicio en el aula, explicó, se debe comenzar identificando un problema social o en el entorno, para luego plantear una solución práctica y escalable en el tiempo desde la cual se extraiga la enseñanza en línea con el currículum de la materia.

Según afirmó la fundadora de la Red Española de Aprendizaje-Servicio, lo que hace esta metodología es poner una brújula al talento y lo dirige hacia el bien común. Ello, con un norte interesante: mejorar al 2030 los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.
De esta manera, ejemplificó diferentes casos de éxito tanto en España como en Chile, que demostraron cómo la combinación del aprendizaje con el servicio es una herramienta notable para el desarrollo de los estudiantes y de sus conocimientos. “Hay algo de mágico, inspirador y atractivo en las mixturas: a cuántos niños y niñas no les gusta la leche, pero combinada con chocolate sí. El ApS es la definición clara del mantra aprender haciendo, pero no haciendo cualquier cosa: aprender haciendo un servicio a la comunidad orientado hacia el bien común”, señaló.

“El ApS proporciona oportunidades para reforzar la autoestima, la participación ciudadana, las habilidades sociales, las competencias, los conocimientos y los valores humanos. Esto ha quedado demostrado gracias a los diversos estudios que se han realizado desde los años 60. Andrew Furco, investigador de la Universidad de Berkley, concluyó que un buen proyecto de ApS mejora los resultados académicos y la convivencia en el aula. Y todos sabemos que, a mejor convivencia escolar, mejor clima de escuela”, agregó Batlle. Y concluyó que, si bien “en las aulas se pueden hacer simulaciones para aprender a participar como ciudadano, se debe ser un ciudadano. Así los niños y jóvenes aprenden a participar, y no solo discuten en clases lo que es la ciudadanía. Lo bueno es que el ApS se puede utilizar en cualquier asignatura; y como no es un invento sofisticado, hipertecnológico, está al alcance de todos”, finalizó la pedagoga.
De esta manera, se dio por finalizado el 5º SIEI de la Fundación SM. Agradecemos a todos quienes nos acompañaron en las actividades, y un agradecimiento especial al Laboratorio de Arte Lóbulo Temporal por la interpretación en Lengua de Señas en cada una de las actividades a cargo de Flor, Francisco, Nicole y Francisca.
Revisa las imágenes de los tres encuentros en los siguientes enlaces:
SIEI Santiago  |  SIEI Viña del Mar  |  SIEI Concepción